Miami, FL, Estados Unidos
Cali, Valle del Cauca, Colombia

Petro reforzó su círculo ideológico con los nuevos ajustes en el Gobierno, Planeación Nacional, Prosperidad Social y la UNGRD serán lideradas por fichas del petrismo más políticas que técnicas

En al menos cinco oportunidades diferentes, y todas en público, el presidente Gustavo Petro se ha quejado de que en el Estado hay mandos medios que –según él y varios miembros de su gabinete– frenan su proyecto progresista por falta de celeridad en la toma de decisiones. Y es en ese contexto que en tan solo esta semana hizo tres ajustes en igual número de entidades claves, a donde llegaron personas mucho más cercanas a su línea ideológica.

El primer paso lo dio el lunes, cuando en el consejo de ministros hizo presencia el exsenador del Polo Alexander López, pese a que su designación oficial como director del Departamento Nacional de Planeación (DNP) no se ha emitido jurídicamente. Dos días después, el miércoles, El Espectador anticipó que el también excongresista Gustavo Bolívar asumiría la jefatura de Prosperidad Social.

Más información: “Botaron a todo el mundo y ahora predomina el activismo”: exministros Petro

Y este viernes, en medio de un escándalo de posible corrupción que permea la entidad, se confirmó que el exconcejal de Bogotá Carlos Carrillo será la nueva cabeza de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD).

Los tres son de las entrañas del llamado petrismo y hacen parte de la izquierda tradicional, lo cual no les resta mérito para estar en el sector público. Lo que sí refleja –según diversas voces– es que el jefe de Estado comenzó a materializar su idea de rodearse de personas más comprometidas con su programa, sin importar si tienen o no las credenciales técnicas para asumir ese tipo de responsabilidades.

López, por ejemplo, salió hace dos meses del Congreso luego de que el Consejo de Estado anulara su elección por doble militancia y justo este viernes confirmó que deja la dirección del Polo para asumir su puesto en el Ejecutivo. Es el reemplazo formal de Laura Sarabia, quien regresó al lado de Petro al ser nombrada directora del Dapre.

Bolívar, quien se retiró del Capitolio argumentando que el salario no le alcanzaba y terminó enfrascado en una infructuosa candidatura a la Alcaldía de Bogotá, venía hilvanando apoyos para mover la petición de Petro en torno a un gran partido de izquierda que bajo la sombrilla del Pacto Histórico ayude mantener el poder en el 2026. Ahora, al mando de una entidad con al menos $10 billones de presupuesto anual, tambien tendrá incidencia en asuntos determinantes para la recordación de un proyecto político como son las entregas de subsidios.

Carrillo, por su parte, quedó por fuera de las listas al Concejo del Polo luego de enfrenar una dura pelea con otro miembro del Ejecutivo y quien aún mantiene poder en ese partido: el cuestionado director de Colpensiones, Jaime Dussán. La tarea del excabildante comienza por limpiar el halo de posible corrupción que dejó el renunciado Olmedo López por cuenta de los posibles sobrecostos de más de $20.000 millones en la contratación de 40 carrotanques para transportar agua potable en La Guajira.

Ahora bien, no son los únicos ajustes que ha hecho la Casa de Nariño en momentos en que enfrenta ruidos en varios frentes y ve debilitados sus apoyos en el Congreso. Hace tres semanas se designó a Cielo Rusinque en la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), y si bien es una abogada con doctorado y otras credenciales, su alto grado de activismo en redes la dejó ubicada en el espectro más ideológico del proyecto de la actual administración.

La estrategia se repite

Algo similar está pasando con Ecopetrol. Su presidente, Ricardo Roa, viene de gerenciar la campaña presidencial y ahora aparece mencionado en expedientes administrativos y penales por el posible manejo irregular de esas arcas en la contienda de la primera y segunda vuelta del 2022. Y hace dos semanas, a través de una carta firmada por el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, se pedía el ingreso a la junta de la petrolera –entre otros– de la excongresista y antigua fórmula vicepresidencial de Petro, Angela María Robledo, y del exsenador liberal Guillermo García Realpe.

Además, entre otros ajustes, se sabe que el activista Sebastián Guanumen pasaría del consulado a la Embajada de Chile; su padre, Hugo Guanumen Pacheco, llega a un cargo en la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios; y hace tres semanas se confirmó que el excocnejal de Alianza Verde Luis Carlos Leal –médico de profesión aunque con un grueso perfil político– asumirá la superintendencia de Salud.

Estos y otros movimientos son los que llevaron a que tres exfuncionarios del actual Gobierno, reconocidos por sus capacidades técnicas pese sus filiaciones políticas, criticaran con fuerza el activismo que está predominando en el gabinete. Primero lo hizo Jorge Iván González, quien salió de Planeación Nacional en medio de fuertes choques con el presidente y varios de sus ministros por las exigencias técnicas que hacía para viabilizar recursos.

“El tono del consejo de ministros cambió de manera sustantiva. Es increíble ver cómo se pasa de unos ministros de gobernantes, a uno que cada vez es más de activistas; eso es brutal”, aseguró González. Y la exministra de Agricultura, Cecilia López, lo respaldó: “Como este Gobierno le ha pegado a la tecnocracia, es una vergüenza. En este momento está predominando el activismo y los contratos”.

Consulte aquí: Alexander López renunció a la presidencia del Polo Democrático, alista su llegada al DNP

Pero el jefe de Estado defendió sus decisiones de rodearse de gente más cercana a su proyecto político, dejando de lado el gabinete de unidad nacional con el que arrancó su mandato y que lo llevó a tener una holgada coalición en el Congreso. Y, de acuerdo con voces de varios partidos, este atrincheramiento hará más difícil manejar su gobernabilidad política, en especial cuando el 6 de marzo la oposición le quiere mostrar músculo en la calle.

(“No hay nuevo contrato”: Petro busca a qué país comprarle armas tras suspensión con Israel)

“Tecnocracia es supuestos técnicos en el poder. Democracia es el pueblo en el poder. En la primera, el pueblo les sirve a los supuestos técnicos; en la segunda, los técnicos sirven al pueblo”, fueron las palabras de Petro.

En todo caso, estos ajustes no serán los únicos. Desde hace varias semanas se vienen cocinando movimientos directos en el equipo de ministros y habrá más movimientos en el servicio exterior; y en ambos casos, según fuentes del propio Gobierno, se seguirá priorizando la fidelidad ideológica con el presidente Petro por encima de otros ítems.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright @ 2022 - Radio Voz Mundial FM

Diseñado por WebMarketingNiso